top of page

Frida Kahlo: un ícono femenino adelantado a su tiempo

Estudiar un nuevo idioma también significa sumergirse en una cultura diferente a la que conocemos como “la nuestra”.


Se trata de descubrir tradiciones, sabores, ritmos, arte, entre muchos otros aspectos.

Combinando la celebración del Día Internacional de la Mujer con la cultura latinoamericana, traigo a este artículo un ícono femenino que se adelantó a su tiempo: Frida Kahlo.



Frida Kahlo fue una de las pintoras mexicanas más importantes del siglo XX, y se destacó por ser una artista singular. Con una producción muy autobiográfica, Frida retrató temas y angustias personales.


Sin embargo, su obra acabó comunicando e inspirando a muchas mujeres, de modo que la artista se convirtió en un símbolo para el movimiento feminista.


Aunque tuvo una vida muy conflictiva, incluyendo su salud y sus relaciones, tenía un espíritu revolucionario y era miembro del partido comunista mexicano. Luchó por los derechos de la mujer y valoró mucho la cultura indígena del pueblo andino, siendo también un referente en la cultura latinoamericana.


Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderón, más conocida por su seudónimo artístico, Frida Kahlo, nació en el pequeño pueblo de Coyoacán, cerca de la Ciudad de México, el 6 de julio de 1907.

Frida era hija de Guillermo Kahlo, un fotógrafo de origen alemán, y Matilde González y Calderón, una mujer sumamente católica de ascendencia indígena y española.


Enfermedad y accidente


Desde pequeña, la pintora tuvo una vida marcada por la enfermedad. A los seis años contrajo polio, que le dejó daños en una de sus piernas. Debido a su enfermedad, adoptó el uso de faldas largas, que años más tarde se convirtieron en una de las señas de identidad de la artista.


A los 18 años sufrió un accidente entre un tranvía y un autobús, en el que sufrió tres fracturas de columna, fractura de clavícula, costillas y pelvis, once fracturas de la pierna derecha, una dislocación del hombro y, también, su estómago y útero fueron atravesados ​​por una reja de hierro. Las consecuencias de este accidente la acompañaron hasta el final de su vida. A causa de estas lesiones no pudo tener hijos, su mayor deseo.


Después del accidente, fue sometida a varias cirugías y pasó más de un año en una cama de hospital.


Fue en ese momento cuando le pidió a su padre que le trajera cuadros y pinceles al hospital.


Ajustaron su cama para que pudiera acostarse de lado y pusieron un espejo en la cama para que pudiera verse a sí misma.


En esa época Frida comenzó a pintar autorretratos.

Pintó un total de 55 durante su vida.


Vida amorosa


El muralista mexicano Diego Rivera fue el mayor amor de Frida. Ya era famoso cuando se conocieron, al poco tiempo la artista recuperó sus movimientos corporales. Cuando se casaron, Frida tenía 22 años y Diego, 43. Su relación traspasó la pantalla y su vida amorosa, pues ambos también eran miembros del Partido Comunista Mexicano.


Frida y Diego tuvieron una relación complicada, marcada por varios casos de infidelidad por parte de ambos.


Debido a las constantes traiciones, especialmente el episodio con su propia hermana, Frida decidió solicitar el divorcio y centrarse en sus trabajos. Sin embargo, Frida y Diego se volvieron a casar, a pesar de que las peleas eran una constante en sus vidas, permaneciendo juntos hasta la muerte de ella.

"Diego, hubo dos accidentes grandes en mi vida: el tranvía y tú. Sin duda eras el peor de ellos." - Frida Kahlo

Muerte


Los estudiosos de la vida de Frida afirman que su problemático matrimonio llevó a la artista a volverse adicta al alcohol, lo que la dejó con peor salud. La artista vivió con infecciones y dolores, aún producto del accidente, por lo que utilizó un aparato ortopédico para su columna.


En 1953, el estado de salud de la artista empeoró, provocando la amputación de su pierna derecha. Fue en ese momento de su vida que dijo la frase:

“Pies, ¿para qué los quiero, si tengo alas para volar?”

Frida Kahlo murió el 13 de julio de 1954, a la edad de 47 años, en México, a causa de una embolia pulmonar.


¿Arte surrealista?



Considerada una artista surrealista, las obras de Frida Kahlo tienen un estilo propio, con el uso de colores fuertes y lleno de símbolos provenientes del folklore y la cultura popular, sin embargo, sobre todo, Frida expresó en su obra su propio dolor y su identidad mexicana.

“Nunca pinté sueños. Pinté mi propia realidad.” - Frida Kahlo

Las principales obras de Frida retratan a ella propia, en varios autorretratos, su gran y turbulento amor por Diego Rivera, su dolor físico y emocional por las consecuencias del accidente que sufrió y la imposibilidad de llevar a término sus embarazos.


Legado


Frida Kahlo dejó un legado cultural consistente en todo el mundo, no sólo en las artes visuales, sino también en la literatura, el cine y la moda, además de otros tipos de influencia.


En 1958 se creó el Museo Frida Kahlo, en la llamada Casa Azul, el lugar donde Frida creció y vivió la mayor parte de su vida.


Aún hoy, Frida Kahlo es reconocida mundialmente por su obra y por ser una mujer irreverente en una época donde el género femenino no tenía tanta voz y representación.


Frida continúa inspirando la moda y las nuevas generaciones de artistas y mujeres.



Descubre otras obras y aspectos biográficos de la vida de esta artista única y añade aún más aspectos culturales a tu proceso de aprendizaje de una lengua extranjera.


Comparte, en los comentarios, tus impresiones sobre la historia detrás de sus obras y sigue la plataforma TALKNTALK para aprender diferentes idiomas, desarrollar tu fluidez y mantenerte bien informado: talkntalk.com.br

7 visualizações0 comentário

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page